Baloncesto - NBA

Michael Jordan felicitó a Joe Kleine tras la conquista del sexto título de los Bulls: "¿Por qué lloras? Yo gané este campeonato por ti"

El actor y comediante Damon Wayans dio a conocer una anécdota clave en la última zafra (campaña 1997-1998) de MJ con Chicago concretando el segundo triplete y la conclusión a su trayecto histórico en la franquicia de los astados.
Jordan sentado en el banquillo de los Bulls junto a Pippen y Kleine Jordan sentado en el banquillo de los Bulls junto a Pippen y Kleine

La feroz competitividad de Michael Jordan le llevó a ser el mejor dentro de la cancha y un tipo particular fuera de ella. Su hambre de victoria, el siempre querer ganar a costa de todo le llevó, a día de hoy, a contar anécdotas que resultan sorprendentes en su momento. A raíz de los dos últimos capítulos de The Last Dance, el documental que ha arrasado en todo el mundo en plena pandemia del coronavirus, ha sido revelada otra historia curiosa.

Damon Wayans, actor y comediante norteamericano, cuenta lo que pasó tras el anillo conseguido por los Bulls en 1998, el último antes de que el equipo se acabara separando y diluyendo. Jordan realizó una gran serie contra los Utah Jazz y fue uno de los artífices de ese sexto título en ocho años, el segundo three-peat del equipo. Una vez concluyó la serie y se proclamaron campeones, Jordan no dudó en hacer saber a todo el mundo que él fue el gran artífice de todo ello.

Vea también Fernando Alonso: "Ahora querría centrarme en la categoría máxima, ya sea Fórmula Uno, Resistencia o IndyCar"

Al ver llorar a su compañero Joe Kleine, se acercó a él y le dijo: "¿Por qué lloras? Yo gané este campeonato por ti". Kleine no tuvo incidencia alguna en el juego de los Bulls ya que se quedó en promedios muy bajos. Apenas 2 puntos y 1,7 rebotes por partido durante la temporada 97-98, la del sexto y último anillo de la dinastía. No obstante, las lágrimas de Kleine son justificables ya que no todos los días se gana un anillo en la NBA, tengas el rol que tengas. Kleine era la última bala pero tenía el mismo derecho que 'Air' a emocionarse.

Además, como decimos, al inicio de ese año todo el mundo sabía que iba a ser el último. Lo anunció Phil Jackson y, por ese motivo, la emoción se apoderó de todos. Tenían claro que iba a ser muy difícil volver a repetir una gesta de esa magnitud. Las emociones a flor de piel y la personalidad de Jordan, marcadas hasta el último baile.

 

 

Fuente: Marca

Categoria : NBA Deporte : Baloncesto
Tomás Rincón
Tomás Rincón     

Periodista Deportivo.Bilingue. Sports Journalist.